630027133

Contactar

REFUERZA TUS DEFENSAS Y LAS DE LOS TUYOS DE FORMA NATURAL
Redes Sociales

Videos Noticias
Dia del Anticoagulado 2011

Video Proyecto eTAO.
Entrevista TVE 24h Margaret Chen.
Colaboradores
Encuesta
¿Como nos conocio?
 
Buscar
Home

Madrid 02 de noviembre de 2015.- Nuestro sistema inmunológico puede debilitarse a medida que envejecemos pero también en los cambios estacionales, cuando nos alimentamos mal, no dormimos lo suficiente, llevamos una vida sedentaria, mantenemos malos hábitos (fumar, beber alcohol habitualmente…) o afrontamos variaciones bruscas de temperatura.

Cuando la eficacia de nuestro sistema defensivo disminuye, somos más vulnerables a padecer los ataques de agentes externos dañinos, entre los que se encuentran los causantes de los molestos catarros y resfriados.

 

¿Cómo puedes reforzar tus defensas de una manera sana y natural?

  • Cuida tu alimentación. Tu dieta debe ser equilibrada y especialmente rica en vitaminas y minerales: Las vitaminas A, B, C y E mantienen en buen estado las células que recubren el interior de las vías respiratorias, protegiéndolas frente a las agresiones de virus y tóxicos ambientales. El kiwi y los cítricos como la  naranja, mandarina, pomelo, limón y lima son frutas ricas en vitamina C y otros fitoquímicos que complementan y potencian su acción sobre el organismo. Mejoran la función del sistema inmunitario y disminuyen la duración e intensidad de gripes y catarros. El zinc, manganeso y cobre son minerales que mejoran el funcionamiento del sistema inmune. El zinc se encuentra en los cereales integrales, levadura de cerveza, mariscos y moluscos. El manganeso y el cobre se localizan en los cereales integrales, frutos secos y legumbres.

Conviene evitar los excesos de lácteos y de hidratos de carbono, sobre todo los refinados (pan, pastas, dulces y harinas) que, además de favorecer la formación de mucosidades, disminuyen la capacidad inmunitaria. Igualmente se debe evitar el exceso de grasas animales que sobrecargan el hígado.

  • Descansa adecuadamente. El sistema inmune funciona mejor durante la fase vegetativa parasimpática, que es la que predomina en los periodos de descanso, relajación y sueño.
  • Huye del estrés. El estrés tanto físico como emocional, así como las emociones negativas (tristeza, cólera, envidia..) contribuyen a bajar las defensas orgánicas.
  • Practica ejercicio moderado de forma habitual. Caminar todos los días media hora a buen ritmo puede ser suficiente.
  • Adáptate a los cambios bruscos de temperatura. No abuses de las prendas de abrigo, toma baños de sol, realiza actividades al aire libre y todo lo que contribuya a mejorar tu resistencia física.
  • Recurre a plantas medicinales y otros suplementos naturales. Las plantas medicinales no sólo son excelentes tratamientos naturales, sino que también actúan de forma preventiva estimulando el sistema defensivo.

 

Departamento Médico de Homeosor

Más información en www.homeosor.es

Banner